Noticias

Pronósticos cambiantes para las elecciones francesas

http://www.lanacion.com.ar/1994025-pronosticos-cambiantes-para-las-elecciones-francesas

Emilio Cárdenas / PARA LA NACION Francia va raudamente camino hacia sus próximas elecciones presidenciales. Las que tendrán lugar, en dos vueltas: el 23 de abril y el 7 de mayo. La gran incógnita que permanece abierta tiene que ver con las posibilidades de la candidata nacionalista y populista, Marine Le Pen, cuyo eventual triunfo en las urnas galas podría derivar en el derrumbe de la integración europea y el regreso de Francia al hoy perimido "franco francés", provocando así la agonía simultánea de la zona del "euro". Además de generar una crisis de deuda pública externa, acompañada eventualmente de una fuga de capitales, y de dificultades no sólo para el sistema financiero francés, sino para los ahorristas galos y europeos, en general.

Hasta no hace sino algunos días, Marine Le Pen parecía ser poco menos que invencible en la primera vuelta, pero no lograba obtener los votos necesarios en la segunda vuelta como para poder coronarse vencedora en los comicios presidenciales.

Las cosas, no obstante, parecen haber cambiado de rumbo. En efecto, las encuestas de intención sugieren que el ganador en la primera vuelta electoral podría ser el relativo novato Emmanuel Macron, un hombre de centro-izquierda, que acaba de ser endosado por el centrista Francois Bayrou. Tiene ahora a su favor el 26/27% de las respuestas favorables, contra el 25% que obtiene, en cambio, Marine Le Pen. La carrera de la primera vuelta se ha puesto claramente "cabeza a cabeza". Y será ajustada.

El ex ministro de economía del actual gobierno socialista encabezado por François Hollande de pronto ha atropellado, con éxito. Espectacularmente, más bien. Creció un saludable 5% en el favor popular en el lapso de sólo una semana. Lo que se vuelve aún más llamativo cuando se agrega que las encuestas sugieren que en la segunda vuelta Macron derrotaría con gran amplitud a Le Pen, nada menos que por un 65% contra un 35%. El "Frente Nacional" de Marine Le Pen pareciera seguir siendo tóxico para la mayoría de los franceses.

Más atrás aparece ahora el candidato del centro tradicional: François Fillon, que alguna vez pareciera una suerte de invencible "número puesto", para luego verse envuelto en un episodio feo de corrupción en el ámbito familiar que hoy luce como un verdadero "suicidio político". Particularmente cuando su discurso de campaña se basaba esencialmente en la prédica de la honestidad. Hoy Fillon tiene solamente un 19/20% de intenciones de voto. No es poco, pero su tendencia es claramente declinante. Para peor, acaba de ser procesado por desvío de fondos públicos. Parece obvio que ese sector del electorado en la segunda vuelta electoral acompañará más bien a Macron, contribuyendo a la que parecería ser una previsible derrota de Marine Le Pen quien, no obstante, recibiría el 38% de los votos de Fillon en la primera vuelta.

La izquierda francesa "dura" hoy no tiene posibilidades y está relativamente lejos. Sus mejores candidatos, Benoit Hamon y Jean-Luc Mélechon, reciben, cada uno, un 13% y 12% de intenciones de voto que, sumadas, no son despreciables, pero que difícilmente apoyarían masivamente a Marine Le Pen en un segundo turno. Según sugieren las encuestas, sólo el 7% de los votos que en primera instancia puedan apoyar a Hamon y el 11% de los que elijan a Mélechon podrían sumar, en el segundo turno, un apoyo para Marine Le Pen.

Los jóvenes franceses tienen, como suele suceder, un universo electoral distinto. Particular, entonces. Entre aquellos que están entre los 18 y los 34 años, Marine Le Pen y Emmanuel Macron reciben, cada uno, un 24%. Ellas son, para los jóvenes, las opciones preferidas. Por su parte, el candidato del centro, François Fillon sólo recoge un escuálido 10% de las intenciones de voto de esa particular franja electoral. Muy poco, entonces. En rigor, menos que los principales candidatos de la izquierda: Benoit Hamon y Jean-Luc Mélechon.

Así están hoy aparentemente las cosas. Nada es nunca definitivo, ni final, en estas contiendas. A la luz de los datos mencionados, el sueño de Marine Le Pen puede ser sonoro y distinto, pero sus posibilidades reales de triunfar, a estar a los datos recientes antes mencionados, no parecen ser demasiado altas, aunque el número de franceses que la apoyan haya seguido creciendo asombrosamente.

Con el país rumbo a sus próximas elecciones presidenciales, los datos que llegan desde la economía francesa no son malos. Pero tampoco son demasiado buenos. Positivos, pero no capaces de entusiasmar a propios y extraños.

El año pasado, la importante economía gala creció un 1,1% de su PBI. Nada para aplaudir de pie, entonces. Pero tampoco una señal de preocupación. Este año, a estar a las proyecciones oficiales (especialmente a las del Banco de Francia) la economía francesa crecería en cambio un 1,3% de su PBI, impulsada por una reactivación industrial que ya se está insinuando, muy particularmente en el sector de los productos químicos y en el de la producción agroalimentaria, donde las órdenes de compra últimamente se han acelerado.

La OECD, por su parte, estima coincidentemente que en 2017 habrá un crecimiento económico francés del orden de un 1,4% del PBI.

No habrá entonces, salvo eventos realmente inesperados que hoy no aparecen en el radar, un clima depresivo, ni tampoco uno inusualmente ansioso flotando sobre las elecciones presidenciales francesas que se aproximan.

Tampoco habrá entusiasmo desbordante. Aunque lo cierto sea que nuestros economistas dirían, gráficamente, que ya se notan algunos "brotes verdes" en el quehacer y en el nivel de actividad económica de Francia, que sugieren una salida pausada de un período relativamente gris de chatura económica que se ha prolongado desde el 2008. No obstante, el electorado francés (como otros europeos) atraviesa una fuerte crisis de confianza que se expresa en una patente disconformidad con sus elites políticas y en que buena parte del mismo parecería hoy ser presa fácil de la demagogia.

Promover igualdad de oportunidades educativas a jóvenes que provienen de hogares de medios-bajos/ bajos recursos y tienen muy buen desempeño académico para evitar la desafiliación del sistema educativo.

Entrar al Programa

Actividades

  • Filial Hatikva invita

    MUJERES A VIVA VOZ: Una invitación a escuchar, opinar, compartir y reflexionar sobre el tema de género en Uruguay y el mundo

  • Premios Fraternidad compartieron su experiencia en Israel

    Federica Folco, Premio Fraternidad 2012 en Danza, y Alicia Alfonso, Premio Fraternidad 2015 en Teatro, compartieron con nosotros su experiencia en Israel como usufructo de dicho Premio.

  • Inauguración de la cancha de deportes en la Escuela Nº 68

    En el marco de la celebración de los 80 años de B'nai B'rith en Uruguay, a través del trabajo conjunto de las Filiales Monte Scopus y Theodor Herzl y con el invalorable apoyo de la Empresa Campiglia, tuvo lugar la inauguración de una hermosa cancha de deportes que permite aumentar la proyección educativa de la Escuela Nº68 "Estado de Israel".

Ver todas las actividades