Noticias

- NO MÁS SECRETOS: EL ACERCAMIENTO DE ISRAEL A LOS ESTADOS ÁRABES DEL GOLFO AL DESCUBIERTO -

No más secretos: el acercamiento de Israel a los estados árabes del Golfo al descubierto

 

NO MÁS SECRETOS: EL ACERCAMIENTO DE ISRAEL A LOS ESTADOS ÁRABES DEL GOLFO AL DESCUBIERTO

Enlace Judío México e Israel.- Las lágrimas de Miri Reguev durante el torneo de judo de los Emiratos Árabes Unidos y la visita pública de Netanyahu a Omán eran impensables no hace mucho, pero se han activado por la amenaza común de Irán

 AYA BATRAWY y JOSEF FEDERMAN

Era una escena impensable hace unas semanas: un ministro del gabinete israelí, con lágrimas de alegría llenando sus ojos, cantando con orgullo el himno nacional de su país en un evento deportivo en el corazón del mundo árabe.

El espectáculo de Miri Reguev cantando el himno nacional israelí “Hatikva“, que describe el anhelo judío por una patria en Sion, fue solo uno de una serie de apariciones públicas de funcionarios israelíes en los estados árabes del Golfo que han roto el tabú de los canales secretos del acercamiento a la vista del público.

El primer ministro Benjamin Netanyahu se ha jactado durante años sobre el calentamiento de los lazos con los estados árabes clave que no tienen relaciones diplomáticas con Israel. Pero esos lazos, todavía muy impopulares entre el público árabe, rara vez eran visibles.

Eso cambió el viernes, cuando Netanyahu realizó una visita inesperada a Omán, donde se reunió con el gobernante Sultan Qaboos bin Said. Fue la primera visita de un líder israelí en más de 20 años al diminuto estado del Golfo, un aliado de Estados Unidos que en el pasado facilitó las negociaciones entre Estados Unidos e Irán.

  “Fueron conversaciones importantes, tanto para el estado de Israel como muy importantes para las conversaciones para la seguridad de Israel“, dijo Netanyahu a su gabinete el domingo. “Habrá más”. 

   

  Captura de pantalla del video de la Ministra de Cultura y Deportes, Miri Reguev, cuando suena el himno nacional israelí luego de una victoria por la medalla de oro en una competición internacional de judo en Abu Dhabi, 28 de octubre de 2018. (Federación Internacional de Judo)  

 

El ministro de transporte de Israel, Israel Katz, tiene previsto viajar a Omán la próxima semana para una conferencia de transporte en la que planea presentar su plan para un enlace ferroviario entre los países del Golfo Pérsico e Israel.

La fuerza motriz en estas visitas parece ser una preocupación compartida sobre Irán. Israel y muchos de los estados árabes del Golfo consideran a Irán una fuerza desestabilizadora, entrometiéndose en conflictos y apoyando a sus rivales en toda la región. Omán, que limita con Arabia Saudita y se encuentra en la boca del Golfo Pérsico, a menudo ha desempeñado el papel de mediador regional.

También proporciona una oportunidad para que estos países árabes se ganen el favor de Washington. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, prometió presentar un plan para el “Trato del siglo” en la paz en Medio Oriente, y la confiabilidad de Arabia Saudita como conducto influyente fue puesta en tela de juicio en medio de las consecuencias del asesinato del periodista saudita Jamal Khashoggi en el consulado del reino en Estambul.

La emotiva aparición de Reguev el domingo en la ceremonia de la medalla de oro en Abu Dhabi no tuvo precedentes y fue especialmente notable, dadas sus inclinaciones políticas. En casa, ella es una nacionalista abierta y popular entre las personas de línea dura.

 

 Miri Reguev, centro, visitando la Gran Mezquita Sheikh Zayed en Abu Dhabi con funcionarios de los Emiratos Árabes Unidos el 29 de octubre de 2018. (Cortesía de Chen Kedem Maktoubi)

 

  En Abu Dhabi, Reguev también visitó la gran mezquita Sheikh Zayed. Llevando un pañuelo ligeramente envuelto y el vestido tradicional largo hasta el suelo conocido como abaya, los funcionarios locales le dieron una cálida bienvenida. 

 

 

Si bien las visitas de Netanyahu y sus ministros del Partido Likud son un gran impulso para las relaciones públicas para él a nivel nacional, no indican de inmediato un abrazo árabe a Israel.

El conflicto palestino-israelí sigue siendo un problema emocional para el público árabe, y es probable que las relaciones sigan siendo limitadas sin un acuerdo de paz.

El proceso de paz ha estado congelado durante años, y el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, cortó los lazos con Washington luego de que la Casa Blanca reconociera a Jerusalén como capital de Israel el año pasado y trasladara su embajada a la ciudad.

Los palestinos temen que Trump esté tratando de obtener el apoyo de Arabia Saudita y otros estados del Golfo para presionar a los palestinos para que acepten un plan de paz que está muy lejos de sus demandas.

 

 El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, habla durante una reunión con el Consejo Central Palestino en la ciudad de Ramallah en Cisjordania el 28 de octubre de 2018. (ABBAS MOMANI / AFP) 

 

En Mascate, la reunión de Netanyahu parecía tener como objetivo tratar el conflicto palestino-israelí y sus estrechos vínculos con la administración Trump. Con la presión de Netanyahu, Estados Unidos se retiró este año del acuerdo nuclear con Irán, que Omán había apoyado.

Después de la visita, el Ministro de Relaciones Exteriores de Omán, Yousef bin Alawi, sugirió que la reunión era simplemente un intento estratégico para tratar algunos de los problemas más apremiantes de Medio Oriente. En una entrevista con Al-Jazeera, dijo que Netanyahu había iniciado la reunión para presentar sus puntos de vista sobre los problemas de Medio Oriente al sultán Qaboos.

Lo que está haciendo ahora el sultán Qaboos no es más que una intervención”, dijo Sigurd Neubauer, un experto con sede en Washington en Omán. “Omán se está interponiendo en el proceso de paz israelí-palestino por una razón obvia, y es porque los estados árabes están tan divididos“.

Omán es también el único país árabe en el Golfo que podía acoger a Netanyahu sin temor a una reacción desestabilizadora, dijo Neubauer.

Esto se debe a que Sultan Qaboos, en el poder desde 1970, tiene líneas de comunicación directas con una variedad de jugadores en la región, gracias a su larga política de no interferencia. Omán ha negociado la liberación de rehenes occidentales en Yemen y ha proporcionado una puerta trasera para las comunicaciones entre Washington y Teherán bajo la administración de Obama. Es miembro del Consejo de Cooperación del Golfo liderado por Arabia Saudita, pero no se unió al reino en su boicot a Qatar o la guerra en Yemen.

Incluso las declaraciones del partido palestino Fatah e Irán no llegaron a condenar directamente a Omán después de la visita de Netanyahu, en lugar de criticar los intentos de Israel de normalizar las relaciones con los estados árabes antes de que se alcance un acuerdo de paz.

Para Omán, recibir a Netanyahu envió un mensaje a la administración Trump de que Mascate es un jugador regional valioso.

La moneda de cambio es la moneda estadounidense“, dijo Yoel Guzansky, investigador principal del Instituto de Estudios de Seguridad Nacional de Israel. “Omán puede demostrar que es un intermediario, un conducto no solo entre Israel y los palestinos, sino más ambiciosamente entre Irán e Israel”.

Fuente: The Times of Israel / Traducción: Silvia Schnessel / Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudíoMéxico

 

 

Promover igualdad de oportunidades educativas a jóvenes que provienen de hogares de medios-bajos/ bajos recursos y tienen muy buen desempeño académico para evitar la desafiliación del sistema educativo.

Entrar al Programa

Actividades

Ver todas las actividades