Noticias

- La masacre de Pittsburgh y el riesgo de subestimar el antisemitismo -

El ataque en la sinagoga Tree of Life en la ciudad de Pittsburgh, que dejó un saldo de 11 víctimas fatales este fin de semana, resulta una urgente señal de alerta para una sociedad que parece haber subestimado el peligro del antisemitismo.

A esta altura parece anecdótico el reporte de la Liga Anti-Difamación (ADL) que marcaba, apenas dos días antes del ataque, que los incidentes antisemitas en la sociedad norteamericana aumentaron un 57% en el año 2017. Una sociedad que fue alertada de que en tan solo un año se dieron casi dos mil ataques contra judíos y se quedó de brazos cruzados. Que observó pasivamente cómo día tras día centros comunitarios judíos eran evacuados por amenazas de bomba, cómo cementerios judíos eran profanados y cómo cientos de neonazis marchaban por las calles de Charlottesville al grito de "los judíos no nos reemplazarán".

Testigos presentes en la sinagoga de Pittsburgh contaron que Robert Bowers, autor de la masacre, gritó: "Todos los judíos deben morir" mientras comenzaba a disparar. Sin embargo decenas de columnistas hablan de "crimen de odio" o "motivos poco claros", en lugar de llamarlo como lo que es: un ataque antisemita, que deja en evidencia el sentimiento anti judío profundamente arraigado en Estados Unidos y que muchos, por ignorancia o negligencia, parecen o deciden ignorar.

El problema, sin embargo, va mucho más allá de la terminología. En las redes sociales, por ejemplo, hace tiempo que se vienen disparando las expresiones antisemitas. En Twitter se registraron 4,2 millones de expresiones de odio contra judíos en un período de un año. La pregunta, ante esto, es: ¿Qué estamos haciendo como sociedad para en pleno siglo XXI seguir amenazando y ultrajando a una minoría? ¿Hasta dónde tenemos que llegar para que autoridades y actores sociales tomen cartas en el asunto?

  La ADL explicó el pasado viernes que esta nueva corriente de odio proviene de diversas áreas del espectro político y que la influencia de grupos neonazis y la izquierda radical han convertido a campus universitarios en importantes focos de antisemitismo. Más aún, las escuelas, que deberían ser las primeras en difundir un mensaje de paz, tolerancia y coexistencia, han visto la cantidad de incidentes duplicados de 2016 a 2017, con pintadas de esvásticas en las paredes o en cuadernos de alumnos judíos, graffitis como "Hitler no estaba equivocado" o "Poder Blanco". 

 Es inadmisible que un hombre entre a una sinagoga y masacre a 11 personas por su fe o etnia. Peroes tanto o más inadmisible que una sociedad mire para otro lado mientras su población judía sufre día a día expresiones o agresiones de odio. Está en cada familia, en cada escuela, en cada organización social y religiosa enseñar la importancia del respeto mutuo y la coexistencia. Ya no es tolerable que en estos tiempos y en Estados Unidos la gente siga muriendo por su credo u origen. 

 Por Leah Soibel 

Promover igualdad de oportunidades educativas a jóvenes que provienen de hogares de medios-bajos/ bajos recursos y tienen muy buen desempeño académico para evitar la desafiliación del sistema educativo.

Entrar al Programa

Actividades

Ver todas las actividades